domingo, 11 de diciembre de 2016

Llegó, vió y empató.


Como casi siempre, los partidos en el Garcia Calvo son especiales. El de hoy no fue una excepción y acabó en tablas, cuando, con un poco mas de definición, hubiese sido una victoria de la esede.
Sin embargo, la maldicion de no ganar fuera de casa, sigue haciendo de las suyas.
Tras una primera parte mas igualada, aunque con el compos poniendo las ocasiones, llegó una segunda que fue un vendaval de ocasiones, antes y después del gol de Cardeñosa.
Clarísimas, no tienen otra definición. Se pudo finiquitar el partido, y no se hizo. Y al final, llegó el empate del Negreira.
Un punto siempre es bueno si se gana en casa, así que ya toca pensar en el Barbadas, que será nuestro último rival del año en San Lázaro.
Album de fotos del partido en el Garcia Calvo.